Volver al contenido principal

Aventura nocturna en el tren

Era la primera vez que viajaba sola a este místico destino. Desde que lo decidí no dejé de imaginar que mi aventura estaría llena de cálidos momentos que se entremezclarían con los tan ansiados momentos de frío que sabía que esta increíble ciudad me brindaría. El viaje nocturno en tren sería el más adecuado y hermoso camino para mí.  Con la puesta del sol y durante unas horas, disfruté del fantástico recorrido que transcurrió a través del Valle Sagrado de los Incas hasta Aguas Calientes (Machu Picchu Pueblo) que yace a los pies de la Maravilla del Mundo. Mi decisión no me decepcionó y viví una de las experiencias más gratificantes al ver pasar los nevados con blancas coronas y cientos de estrellas a través de mis ventanas.

Nuestra agencia de viaje se encargó de organizar la visita y, por supuesto, de conseguirnos los boletos para el tren. Mi familia y yo estábamos muy emocionados con esta experiencia, porque sería el primer viaje en tren para nuestra hija de 8 años. Cuando supimos que nuestro viaje estaba programado para el tren nocturno nos apenamos porque temimos no solo que la oscuridad opacara el hermoso paisaje que habíamos visto solo en fotos, sino también que el cansancio acabara con la ilusión del primer viaje en tren de nuestra hija. Afortunadamente estuvimos muy equivocados y tuvimos un recorrido lleno de color, calidez y rostros iluminados por las sorprendentes luces del atardecer.

Nos casamos con la ilusión de pasar nuestra luna de miel en Aguas Calientes para tener un ambiente romántico y disfrutar de la majestuosa ciudadela. Aterrizamos de noche y, sin pausa alguna y muy entusiasmados, abordamos nuestro tren hacia el pueblo. Esa noche, durante nuestro viaje, nos acompañó una ligera lluvia, pero imparable; sin embargo, nos dio una excusa para admirar la frondosa vegetación del valle. Mi esposo y yo no solo contemplamos cómo el cielo se iba despejando poco a poco mientras la lluvia cesaba, sino que también nos permitió sentir el tan entrañable olor a tierra húmeda que cada vez queda más en el olvido citadino.

Si deseas participar de esta actividad, no dudes en escribirnos a reservations@sumaqhotelperu.com para tenerte todo preparado para ti y tus seres queridos.