Volver al contenido principal

Awanacancha: refugio de camélidos sudamericanos y cultura textil

Pocos elementos son tan relacionados con una visita a Perú como un selfie con una llama. Tener una foto en Machu Picchu y otra con uno de estos animales forman parte del “bucket list” de muchos viajeros. Llamas, alpacas y vicuñas generan mucha simpatía entre los miles de visitantes de la zona alto-andina del Perú, y la emoción al ver uno de estos peculiares habitantes de los andes es grande cuando finalmente se está en el país. Por ello, queremos contarles acerca de un lugar en donde podrá interactuar con estos camélidos andinos, aprender sobre sus características, crianza y hábitat, así como observar el trabajo que se realiza gracias a la fibra textil de gran calidad que estos nobles animales nos brindan. Estamos hablando del centro de interpretación textil Awanacancha.

Awanacancha se encuentra poco antes de llegar al centro poblado de Pisaq, a solo 40 minutos de la ciudad de Cusco. El ingreso al local no tiene un costo extra y es muy amplio. Dependiendo del programa del día, empezaremos  nuestra visita recibiendo una explicación muy completa y detallada acerca de cómo se convierte el pelaje de llamas, alpacas, vicuñas y guanacos (los últimos son los menos conocidos de los auquénidos, pero también parte importante del proceso de producción) en la fibra de gran calidad que se utiliza para realizar distintos tipos de prendas. Aprenderemos cómo se limpia este material usando elementos completamente naturales, como se tiñe utilizando vegetales y algunos insectos de colores como la cochinilla y finalmente cómo se transforma en madejas que los mismos pobladores utilizan para tejer.

La segunda parte de la exposición consiste en una demostración de las técnicas de tejido por parte de los pobladores que conforman esta comunidad. El Perú tiene una tradición textil muy rica que se mantiene hasta el día de hoy, por lo tanto esta actividad además de ser comercial y brindarle ingresos importantes a la comunidad, es también cultural.

Finalmente, la parte más esperada: pasaremos a conocer a los animales e ¡interactuar con ellos! Veremos a las elegantes vicuñas, las grandes llamas, las fuertes alpacas en sus diferentes tipos: suri y huacaya, y por último los guanacos. Tendremos la oportunidad de darles comida, tomarles fotos y acercarnos con cuidado y mucho respeto. Recuerden no alimentar a estos animales con otra comida que no sea la ofrecida por el local.

¿Te gustaría visitar Awanacancha? ¿Con quién irías? Déjanos tu respuesta en la caja de comentarios. Si tienes más dudas o quisieras que toquemos algún otro tema en nuestro blog, no dudes en decírnoslo. Si te gustaría visitar este lugar con nosotros y reservar un tour, por favor escríbenos a reservations@sumaqhotelperu.com.