Volver al contenido principal

Maras: la sal de los Incas

¿Recuerdas la última vez que viste un paisaje que te dejó sin aliento? Muchos lugares en el mundo pueden producir ese efecto en nosotros, y es justamente esta sensación la que nos lleva a hacer las maletas una y otra vez para ir a descubrir lugares que no conocemos. El Perú tiene una gran cantidad de destinos incomparables, y uno de ellos se encuentra en la provincia de Cusco, en el poblado de Maras. Estamos seguros que al conocer las salineras de este lugar quedarás fascinado.

Las salineras de Maras se encuentran aproximadamente a una hora de la ciudad de Cusco, en la ladera de la montaña Qoripujio a casi 3400 metros sobre el nivel del mar. Esta ubicación fue elegida debido a que existía un manantial cercano, el que permitía que los estanques obtengan el recurso hídrico incluso en la época seca. Las más de 3000 pozas de sal que se pueden observar aquí son muy populares, siendo valoradas por visitantes y locales debido a la belleza de su paisaje y su historia. Existen mitos acerca de su origen, ya que este es aún un misterio. Uno de ellos se relaciona con la historia de los hermanos Ayar, quienes habrían fundado el imperio del Tahuantinsuyo. Se dice que Ayar Kachi, el hijo menor, fue traicionado por sus hermanos y encerrado en una montaña cercana. Este lloro de tal manera que sus lágrimas saladas inundaron completamente el lugar y al secar dejaron la sal que hoy podemos extraer en Maras.

Históricamente, este lugar es muy importante ya que sirvió como fuente de recursos durante la época inca. Se sabe que la sal era un ingrediente indispensable en su dieta; esta era usada para deshidratar y guardar alimentos como la carne. Posteriormente, su explotación continuó durante la colonia y es hasta hoy una de las actividades económicas de la población de Maras.

Si usted visitará Machu Picchu, le recomendamos que realice una parada en este lugar peculiar. Además de tomar hermosas fotografías de un paisaje único, podrá descubrir el pueblo de Maras, muy auténtico y tranquilo. Además, muy cerca encontramos el sitio arqueológico de Moray, un antiguo laboratorio inca de gran tamaño que es imprescindible visitar. ¿Quisiera saber más sobre Maras u otros lugares cercanos en Cusco y sus alrededores? ¿Sabía que puede comprar sal rosada natural en este lugar? Déjennos todas sus preguntas y comentarios que estaremos felices de responderlas. Si requiere más información o quisiera reservar una habitación en nuestro hotel Sumaq, no dude en escribirnos a reservations@sumaqhotelperu.com, estaremos gustosos de atenderlo.