Volver al contenido principal

Ollantaytambo: un pueblo mágico

Cuando Marie planeaba su expedición a Perú, no imaginó que los destinos más pequeños a visitar irían a ocupar el espacio más especial dentro de sus recuerdos de viaje. Ella se sorprendió al descubrir la magia de los pueblos en el Valle Sagrado del Cusco. Cuando volvió a su país y le preguntaron qué lugar le había gustado más, dudó un poco pero al evocar cada capítulo de su aventura, respondió que el poblado de Ollantaytambo.

Muchas personas encuentran este pueblo cuando se dirigen hacia Machu Picchu, pues el tren para llegar a la ciudadela parte de este lugar. Algunos viajeros deciden pasar una noche allí para tomar el tren temprano en la mañana, pero esta hermosa comunidad de calles empedradas merece más tiempo para poder disfrutar y descubrir la riqueza de la cultura andina.

 Ollantaytambo fue uno de los últimos refugios incas en el tiempo de la conquista española y el único lugar que aún conserva el diseño urbano que trazaron los antepasados peruanos. Es por ello que caminar por sus calles es una experiencia especial que permite a los visitantes imaginar cómo fue la vida en esos tiempos antiguos. Además, una parte importante de la actividad agrícola del maíz se halla en los campos aledaños al pueblo, por lo que los insumos que se utilizan para preparar la comida son frescos, saludables y económicos. Asimismo, la convivencia con la naturaleza es perfecta para quienes disfrutan de observar los verdes campos, el cielo azul profundo y sentir el aire limpio y puro.

Así como es posible disfrutar de la tranquilidad y el contacto con la naturaleza, y la interacción con la comunidad local, también podrá visitar el complejo arqueológico de Ollantaytambo. Este es un enorme escenario que tuvo fines religiosos, políticos y agrícolas en tiempos incas. La magnitud de la construcción y los detalles de las estructuras hacen de este uno de los lugares favoritos de los visitantes. A pesar de que algunas zonas fueron destruidas en las batallas entre incas y españoles cuando estos últimos llegaron al Tahuantinsuyo (imperio inca), aun se puede apreciar la belleza e historia de este lugar arqueológico.

Ya sea que viaje solo, en pareja, con familia o amigos, Ollantaytambo es un lugar al que vale la pena dedicar tiempo. Sumaq es un orgulloso promotor de la cultura andina, y le invita a conocer este pueblo antes de visitarnos en Aguas Calientes. Si desea hacernos alguna consulta sobre su viaje o necesita ayuda reservando algún tour, por favor escríbanos a reservations@sumaqhotelperu.com.

¿Había escuchado antes sobre el pueblo de Ollantaytambo? ¿Le gustaría saber más sobre el complejo arqueológico? ¡Déjenos todas sus preguntas y comentarios!